Características del horóscopo celta

Los celtas eran un pueblo que habitaron el mundo en la Edad de Hierro y que se ubicaron en el centro de Europa. Esta población es ampliamente estudiada, ya que se considera que realizaban actividades paganas que involucraba a la naturaleza. Como todas las culturas tenía una forma de ver el mundo; a continuación, hablaremos de las características del horóscopo celta.

Las características de dicho horóscopo no son muy diversas. Sin embargo, hay que entenderlas muy bien. Los celtas eran personas altamente conectadas con su entorno y aquello que estaba a su alrededor. Ellos estudiaron las fases de la luna y le dieron un nombre. También emplearon árboles para identificar la personalidad de las personas.

Conoce algunas de las propiedades del horóscopo celta

Los celtas construyeron una cosmovisión en la naturaleza. Todas sus ideas se basaron en árboles y animales. El horóscopo celta lo constituyen un total de 21 árboles. Cada uno representa la actitud de las personas nacidas bajo una luna en especifica.

Dentro de las características del horóscopo celta cabe mencionar que éstos lo dividieron de la siguiente manera:

  • Dos árboles que significan el equinoccio: el de Olivo para el equinoccio de otoño el 23 de septiembre y el de Roble para el equinoccio de primavera, el 21 de marzo.
  • Dos árboles para el solsticio: el abedul para el solsticio de verano, el 24 de junio y la Haya para el solsticio de invierno, 22 de diciembre.
  • Los arboles restantes: sino naciste bajo las fechas anteriores aún hay 17 posibles arboles protectores en tu vida, son los siguientes: Arce, Avellano, Abeto, Ciprés, Álamo, Olmo Carpe, Castaño, Sauce, Serbal, Cedro, Fresno, Higuera, Manzano, Nogal, Pino y Tilo.

Por último, otro de los puntos a destacar del horóscopo celta es la distribución de los árboles. Todos son equidistantes entre si y algunos son opuestos, tal como en la astrología que conocemos hoy en día.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario